¿Por qué es necesario tener una economía más fuerte?

Jose Valle, 26/06/2017    #ECONOMÍA, #FORTALEZA ECONÓMICA, #OPINIÓN




Una anécdota de la Segunda Guerra Mundial describe la discusión entre un policía militar estadounidense y el tripulante de un tanque alemán que ha sido hecho prisionero. El policía le dice que ha escuchado que los Panzer son los mejores tanques del mundo, le han dicho que uno vale por cinco americanos. A lo que el tanquista alemán responde que la proporción es de uno a diez. Sorprendido el policía militar pregunta ¿entonces como es que has acabado prisionero y estáis perdiendo la guerra? Porque vosotros por cada tanque nuestro hacéis once.

Estados Unidos comenzó la guerra con menos fuerzas, menos armamento y en algunos casos incluso inferiores a los de alemanes o japoneses. Sin embargo en poco más de un año le dieron la vuelta a la situación. Su fuerza creativa y su capacidad industrial hicieron el resto.

Ahora imagina el efecto acumulativo de esa ventaja. Desde hace 70 años los americanos creando. Siguen creciendo imparablemente, habitualmente más que los españoles o los europeos, y encima están inventando constantemente nuevas áreas de negocio, en los que apenas podemos competir con ellos.

En el mundo tradicional no tenía demasiada importancia, mientras crecieras y mantuvieras un ratio de producción y exportación aceptable, podías salir adelante. Aquí la igualdad es menos importante ¿eh? Pero las reglas han cambiado, ahora todo el mundo compite contra el resto. Cambiar la economía de un país puede tomar décadas, generaciones incluso, pero lo más difícil es cambiar la mentalidad de las personas.

Y aunque eso también cuesta, mucho, es posible. Vivimos en la época de la comunicación. Todos los medios públicos podrían reorientarse a fomentar el conocimiento, el aprendizaje. Dar a conocer lo que está sucediendo, para que deben prepararse, crear una maquinaria tan poderosa para hablar de ciencia, tecnología o humanidades, como las que hay detrás de MasterChef, con una plataforma de cursos online. Tras esto hay un gigantesco sector: el de la formación. Uno que podrá competir en todo el mundo, una palanca más para dar a conocer nuestro idioma y, por qué no, para hacernos fuertes en le mercado anglosajón. Tenemos una gran oportunidad como negocio, pero sobre todo es una obligación ineludible, con nuestros ciudadanos.

Tal vez al principio el porcentaje de interesados sea pequeño, puede que haga falta mucha cooperación entre lo público y lo privado. Pero crecerá el interés seguro, saben como venderlo, como convertirlo en espectáculo. Y tampoco hace falta que den muchos el primer paso, para cambiar lo que nos rodea.

 

 




0 Comentarios

Para comentar con tu nombre o un alias puedes registrarte o iniciar sesión si ya tienes cuenta.


Este es un comentario anónimo






Noticias recientes